Los perfumes, ramos de flores o viajes son regalos tradicionales que siguen haciendo ilusión a muchos hombres y mujeres, pero la realidad es que actualmente se busca más la originalidad y la creatividad a la hora de regalar. ¿Y qué mejor regalo que algo que tenga que ver con el sitio en el que vives y en el que gestionas tus recuerdas? Exacto, hablamos de los regalos decorativos para el hogar y a continuación te ponemos algunos ejemplos.

3 Regalos decorativos para sorprender

Cuando hablamos de regalos para el hogar no nos estamos refiriendo a comprar un jarrón o a regalar unas cortinas nuevas. Nos referimos a regalos decorativos sorprendentes a los que muchas personas no pueden acceder y que pueden suponer un cambio total. Se nos han ocurrido 3:

Regalar una pared nueva

¿Has oído hablar de las láminas de piedra? Se trata de la forma más fácil de colocar el efecto piedra en las paredes. Y cuando decimos piedras nos referimos a piedras de río, areniscas, cuarcitas, pizarras… Da igual el efecto que quieras conseguir porque hay láminas de piedra para paredes y suelos de todos los tipos.

Puedes incluso colocar láminas con mosaicos en los baños.

Este tipo de láminas son la idea perfecta para cambiar la decoración de tu hogar sin necesidad de hacer reformas que terminan con tu paciencia y con la de toda tu familia. Y como regalo son lo más. Te aseguramos que vas a sorprender a quien te propongas.

 

Regalar colores

Pero si las láminas no te convencen y quieres redefinir el estilo de la casa o ayudar a tu mujer a hacerlo lo mejor que puedes regalarle es un “bono pintura”.

¿Y qué es un bono pintura? Bueno, es un nombre que nos acabamos de inventar, pero básicamente se nos ocurre que imprimas una especie de tarjeta o cupón descuento y se lo des a tu pareja añadiendo un servicio de pintura con profesionales o un vale para comprar las pinturas que ella elija y tú te encargas de ayudarla a pintar.

Créenos, le vas a dar una sorpresa y la forma de dar el regalo no nos dirás que no es original, ¿no?

Regalar una reforma

Si tu pareja es de las que quiere una reforma a toda costa y por fin has conseguido ahorrar puede ser un buen momento para regalarle la reforma de sus sueños. Bueno, quizás la de sus sueños es demasiado cara, pero una acorde a tu presupuesto.

Puedes emplear la técnica anterior para regalar una reforma de forma original.

Entonces, ¿vas a comenzar a pensar en regalos decorativos o seguirás utilizando regalos tradicionales?